Domingo 21 de Mayo 2017 hora 02:30 am

Nuevas acusaciones han surgido acerca de que funcionarios estadounidenses de inmigración siguen rechazando en la frontera con México a extranjeros que llegan en busca de asilo debido a persecución en sus países de origen.

Esto se desprende de un nuevo informe del grupo Human Rights First, cuyos investigadores recopilaron información adicional que muestra cómo las autoridades de inmigración en varios puestos fronterizos bloquean la entrada de solicitantes de asilo y les obligan a regresar a México, incluso con la anuencia o apoyo de militares de ese país.

Si las afirmaciones del informe son correctas, constituyen evidencia de que algunos funcionarios de inmigración fronterizos están ignorando o violando la ley estadounidense y los acuerdos internacionales a los que Estados Unidos se ha comprometido a cumplir en cuanto a extranjeros que piden protección contra la persecución en sus países.

Bajo la ley de inmigración y acuerdos internacionales, Estados Unidos no debe rechazar a solicitantes de asilo en sus fronteras, que incluyen los puestos fronterizos, los aeropuertos internacionales y los puertos marítimos.

Sin embargo, la información publicada por Human Rights First en un informe emitido en mayo y una queja anterior en enero enviada al Departamento de Seguridad Interna por el American Immigration Council (AIC) y otros grupos, muestran que los funcionarios fronterizos estadounidenses no han recibido a todos los solicitantes de asilo extranjeros como deben.

“Agentes fronterizos de los Estados Unidos han rechazado a los solicitantes de asilo, sin remitirlos a los controles de protección o los procedimientos judiciales de inmigración requeridos, en los puestos de entrada de la frontera sur”, según el informe publicado en mayo. “En algunos casos, los solicitantes de asilo dicen que los agentes de CBP [Aduanas y Protección Fronteriza] simplemente ignoraron su solicitud de asilo o sus afirmaciones de que tenían temor de ser regresados a sus países. Uno dijo que un agente le dijo: “Te estamos deportando ahora.”

En un comunicado reciente, CBP insistió que la política de asilo no ha cambiado, pero no negó los casos específicos citados en los informes de Human Rights First y AIC.

“No ha cambiado ninguna de las políticas que afectan a los procedimientos de asilo”, dice el comunicado de CBP. “Los Estados Unidos se han apegado a las leyes y convenciones internacionales que permiten a las personas solicitar asilo debido a persecución por su raza, religión, nacionalidad, creencias políticas u otros factores”.

Leer nota completa aqui

elnuevoherald.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí