Una “conversación nacional” para responder a los reclamos sociales de los ciudadanos anunció anoche el presidente Iván Duque luego de las manifestaciones realizadas en el país durante jueves y viernes, algunas de las cuales terminaron de manera violenta.

Duque se dirigió a los colombianos a las 7:00 de la noche en una alocución en la que rechazó estos actos violentos y llamó a la unidad del país entorno a la concertación de políticas sociales.

“A partir de la próxima semana daré inicio a una conversación nacional que fortalezca la agenda vigente de política social”, anunció el mandatario.

EL TIEMPO supo que la primera cita será el miércoles de la próxima semana y que en ella el jefe de Estado comenzará a escuchar las inquietudes de los sectores sociales.

Esta conversación, según el jefe del Estado, se desarrollará en todas las regiones del país, con un cronograma y una agenda específica y a través de todos los medios disponibles para escuchar a los ciudadanos.

Agregó que el propósito de este diálogo es oír las inquietudes sociales de los ciudadanos y llegar a las “reformas” que el país requiere para superar las razones por las cuales los colombianos se manifestaron desde el pasado jueves.

Varios sectores ciudadanos se movilizaron pacíficamente desde ese día para expresar su rechazo a temas como una eventual reforma pensional, otra laboral y pidiendo que Duque escuche sus inquietudes.

Varios marcharon pacíficamente por diferentes calles y otros protagonizaron un histórico cacerolazo en la noche del jueves en varias partes el país, el cual se extendió este viernes.

Previo al anuncio de la “conversación nacional”, el jefe de Estado encabezó un consejo extraordinario de ministros que duró alrededor de seis horas y en el que analizó las medidas para responder a estos reclamos sociales.

El anuncio del presidente Duque respondió al llamado que le hicieron ayer diferentes sectores, luego de las multitudinarias marchas y del cacerolazo del jueves

Uno de los primeros fue el procurador general, Fernando Carrillo, quien dijo que el Gobierno “debe interpretar la voz de la sociedad civil reclamando sus derechos” y que el Ejecutivo tenía que escuchar y dar respuestas adecuadas.

“Pongamos fecha y hora para sentarnos a escuchar y a diseñar una nueva agenda social, sin tenerle miedo a la voz del pueblo. Colombia puede mostrarle al mundo que así como sobrevivió a 50 años de conflicto, ahora podrá reinventar la democracia con un modelo de justicia social”, afirmó Carrillo.

El partido de ‘la U’, por su parte, se pronunció en igual sentido y manifestó que la marcha “histórica” del jueves “obliga al Estado a escuchar, de una vez por todas, los justos reclamos de los colombianos”.

Otro de los pronunciamientos fue el del senador liberal Luis Fernando Velasco, quien le dijo al mandatario que las reuniones “para reaccionar” no debían ser con el gabinete ministerial, sino con los “alcaldes electos”, con “sectores sociales, con el Congreso, con líderes afros, indígenas y sindicales”.

“Pierda el miedo al cambio y a jugársela por despolarizar nuestra patria. Muchos queremos ver al Iván Duque crítico que vimos en el Senado, al que intentó ayudar a hacer un acuerdo nacional. Sálgase de la camisa de fuerza de un extremo y construya con todos los colombianos”, le dijo Velasco.

En el uribismo ayer hubo diferentes posiciones. La senadora Paloma Valencia defendió la protesta social y rechazó la violencia en las marchas, y dijo que está lista “para oír, reflexionar y enmendar”.

El senador Ciro Ramírez aseguró que “las inquietudes de la ciudadanía y el cansancio” por problemas de décadas “requieren de la búsqueda de soluciones por parte de todos los colombianos”.

Otros congresistas como Fernando Araújo, Santiago Valencia y Carlos Felipe Mejía prefirieron hacer énfasis en la violencia que hubo en las movilizaciones y señalaron al senador de Colombia Humana Gustavo Petro de “liderar” los hechos vandálicos de las jornadas del jueves y el viernes.

Así las cosas, se espera que los anuncios de Duque y las medidas tomadas ayer ayuden a calmar los ánimos de los ciudadanos.

EL TIEMPO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí