Miguel Peña G.

@miguepeg

Como muchos de ustedes saben, queridos lectores, mi especialidad como periodista ha sido siempre el deporte. Aunque no es un secreto para nadie que, desde hace más de tres años, he abierto un paréntesis profesional para aportar -humildemente- desde lo comunicacional todo mi conocimiento y oficio, al rescate de la democracia y lograr nuevamente la libertad de nuestro país. No obstante, esta semana haré un párate en el tema político, para dejarme llevar por las peticiones de algunos amigos y colegas, quienes me increparon: “Tienes que escribir sobre la remontada del Barca”; y no me aguanté.

El día miércoles el Barca nos regaló a seguidores -y a los que no también- el sueño más fantástico que podía experimentar deporte alguno, sobre todo el fútbol. El Barça moldeó la gesta más increíble de su historia. Algo que sé, quedará grabado para siempre en la memoria del barcelonismo y del fútbol. La generación blaugrana más maravillosa, asumió un reto gigantesco jamás alcanzado en Europa (207 veces con un 4-0 en la ida) y protagonizó, una remontada de leyenda. Un guión perfectamente ejecutado desde el campo por los jugadores, por Luis Enrique en la pizarra y por una grada entregada, desbordada y delirante. Pocas veces -y creo no equivocarme- se vio un Camp Nou tan apasionado, emotivo y excitante. El 6-1 al PSG y el gol agónico de Sergi Roberto, sin dudas ocupan el primer capítulo en la enciclopedia de hazañas imposibles del deporte Rey.

Qué electrizante. Qué regalo. Qué tarde. Qué película tan irrepetible. Inenarrable. Este equipo que ha logrado 29 títulos en 13 temporadas demostró que, a pesar del anunciado adiós de su entrenador, quiere seguir siendo referente mundial en juego y títulos. Para lograr tamaña proeza -jamás vista- ¿Qué otro equipo podría ser capaz de hacerla? El Barça de Kubala, Salinas, Pep, Ronaldinho, Messi e Iniesta, sin dudas. Ante un rival difícil y con individualidades como Cavani, Thiago, Verratti, Di María y compañía, y a pesar de ir con un marcador adverso de 4 goles, era unánime, el Barca lograría la remontada. Un equipo que volvió herido en su orgullo de París y luego del triunfo en el Calderón, empezó -a manos de Luis Enrique- a maquinar el plan de la remontada con un esquema poco usual pero flexible 3-4-3, un dibujo que seguramente marcará un punto de inflexión en la liga, la Champions y claro, en la final de la Copa del Rey.

Aunque la grada evidentemente se partía de emoción, en el terreno de juego, el Barca, mostró aplomo, seriedad y concentración en lo táctico. No sucumbió a la emocionalidad y el desespero que le imperaba por conseguir los dos primeros goles, antes de la primera media hora de partido. El central del PSG, Thiago Silva, declaró en zona mixta después del encuentro: “parecían fantasmas, yo marcaba a uno y de la nada salía otro”. Declaración que expresa, el mal planteamiento hecho por Unai Emery y los jugadores parisinos. Para ganar este tipo de duelos deportivos, hay que tener… bueno, ustedes saben; y el PSG no los tuvo.

Anécdotas, millones; seguramente. Quienes vivimos el antes y después de este inimaginable partido de Champions, tenemos mucho que contar. Por ejemplo, un amigo del Real Madrid, me escribe hace dos semanas y me comenta: “estoy esperando para celebrar la caída del Barca con el PSG. Luego, el viernes de esa misma semana, me comentó: “está difícil el partido”. El lunes antes del juego me escribe: ” voy al PSG pero, coño el barca es el barca”; hoy brilla por su ausencia.

Cualquier cosa podía pasar, eso está claro. Pero la historia la escriben los grandes, los que arriesgan. Aquellos que, sin importar la adversidad, se fijan un objetivo y no descansan hasta alcanzarlo. Todos los barcelonistas acogimos una sola consigna como grito de guerra: #YosiCreoenlaRemontada y al final #LaRemontadaseHizo. El técnico bien lo dijo: “esta es la vitoria de la fe”. A los equipos grandes, jamás hay que darlos por muertos.

Les dejo como se narró la gesta en todo el mundo.

Video cortesía de FutbolyPunto4

Compartir
Artículo anterior¿En qué país vivo?
Artículo siguienteSOLOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí