En la noche de este lunes, luego de una audiencia de más de 8 horas en los despachos judiciales de Cartagena, Liliana del Carmen Campos Puello, ‘Madame’, señalada por el Fiscal General de la Nación como la mayor proxeneta de Cartagena, no se allanó a los cargos de trata de personas, concierto para delinquir e inducción a la prostitución.

Este jueves a las 8 de la mañana, en medio de las audiencias preliminares contra esta mujer, se llevará acabo la audiencia de medida de aseguramiento, en la cual la Fiscalía solicitará prisión intramuros.

“Ella manejaba un corredor para la explotación sexual de niñas que incluía a Playa Blanca y Cholón, en la isla de Barú; ella coordinaba paseos sexuales con mujeres y menores de edad en lujosos yates, en donde las menores eran vendidas en catálogos”, dijo el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Esta mujer, una cartagenera de 42 años, es señalada de conformar la red de proxenetismo más grande en la historia reciente de la Ciudad Heroica.

Autoridades la señalan de traficar con cerca de 250 niñas, entre cartageneras y venezolanas, quienes eran explotadas sexualmente en calles, plaza, fiestas y hoteles.

En su perfil de Facebook, donde aparece como Liliana Campos, esta mujer hace gala de lujos rodeada de hombres y mujeres esbeltas en fiestas en yates y playas paradisíacas del Caribe.

Desde hace más de una década, Campos Puello, que había nacido en el popular barrio de Blas de Lezo, construyó su imperio de prostitución aliada con un grupo de israelíes.

Según la Fiscalía, la alianza de esta mujer con israelíes, entre ellos el buscado Assi Moosh no tardó en convertirse en toda una industria de la prostitución, con la llegada al país de cientos de soldados israelíes sedientos de placer y fiesta, con los bolsillos llenos de dólares, y con la paradisíaca ciudad de Cartagena como telón de fondo, el negocio para ‘Madame’ fue redondo.

EL TIEMPO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí