03 DE MARZO DE 2018 09:00 AM

Pocas sonrisas. Los árboles ofrecen sombra en algunas partes de la fila que avanza lentamente. El calor de San Antonio del Táchira se hace sentir. Viajeros utilizan sus bolsos como sillas, el suelo como cama y sus morrales como almohada. “Sellamos pasaporte en menos de un minuto”, “hacemos la cola por usted”, “lo pasamos directamente a la taquilla”, prometen a  media voz “gestores” que pasean por la cola que deben hacer miles de hombres, mujeres y niños para poder sellar el pasaporte en las taquillas  del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y así cruzar el Puente Internacional Simón Bolívar hacia Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí