Unas polémicas declaraciones que corrieron como pólvora en los medios internacionales. Tras el supuesto atentado, Nicolás reapareció nuevamente en el Palacio de Miraflores donde aseguró que habían capturado a los responsables de este hecho.

Previamente Jorge Rodríguez, vocero del gobierno, detalló que las explosiones que se llevaron a cabo fueron producto de cuatro drones que sobrevolaron la tarima donde se encontraba Nicolás Maduro.

Sin embargo, una investigación llevada a cabo por la agencia de información AP, descartaría la versión del gobierno venezolano. Y es que según tres funcionarios que hablaron bajo el anonimato, el incidente se llevó a cabo realmente por una explosión de un tanque de gasolina dentro de un apartamento.

Asimismo, un militar presente en el acto, cerca de Maduro, declaró a EL PAÍS su escepticismo con la versión oficial. No vio ningún dron.

Asegura que no se oyeron disparos, por lo que la versión de que las fuerzas de seguridad dispararon contra un dron no es “creíble”. El militar, que dio su versión bajo condición de anonimato, aseguró que se escuchó una explosión “como de mortero”.

Cabe acotar que hasta ahora, el gobierno de Maduro aún no publica imágenes de los supuestos fragmentos de los drones explotados.

EP MUNDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí